Fundada en 1840, Ciego de Ávila es una ciudad moderna con trazado de forma reticular y amplias calles. Su arquitectura, ecléctica, aún conserva rasgos de la etapa colonial y en su paisaje urbano resalta el teatro Principal, uno de los mejores de Cuba, edificado en la década de 1920. La ciudad es la capital de la provincia de igual nombre, a la que pertenecen los paradisíacos cayos Coco y Guillermo, en la cayería de Jardines del Rey, la Isla de Turiguanó, donde destaca el poblado holandés, la laguna de la Leche, santuario de flamencos rosados y la laguna Redonda, famosa por la pesca de la trucha.