La provincia de Granma atrae por su singular mezcla de tradiciones y modernidad, la historia, los paisajes, saltos de agua, ejemplares únicos de la flora y la fauna, cuevas gigantes y restos notables de culturas aborígenes. Los dominios de la actual provincia de Granma son cuna de la nacionalidad cubana, porque fue el centro de la región histórica donde cristalizan primero los rasgos distintivos del nuevo pueblo y en ellos se iniciaron las luchas por la independencia nacional. Las ciudades de Bayamo, capital provincial, y de Manzanillo, llena de tradiciones. atesoran estas vivencias.