Situada en la región central de la Isla, es una de las ciudades cubanas donde mejor se conserva la arquitectura colonial que se desarrolló a partir de su fundación en 1514. El centro histórico y la Iglesia Parroquial Mayor, la más antigua del país, establecida en 1680, son Monumentos Nacionales, al igual que el puente sobre el río Yayabo, construido en el siglo XIX, única estructura de su tipo que se conserva en el país. Muy cerca en esa provincia se encuentra la ciudad de Trinidad, verdadera joya heredada de la época colonial, inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial por la Unesco, junto al vecino Valle de los Ingenios, donde prosperó la producción de azúcar.