Situada en la costa suroriental, con una bahía de bolsa de fondo y rodeada de montañas, la ciudad revive en su arquitectura su pasado colonial, mezclado con los aires modernos que le dan los edificios altos y las nuevas construcciones que se han realizado en las décadas más recientes. Casas coloniales de puertas macizas, tejas rojas, enrejados finamente trabajados, balcones a las calles, que en Santiago de Cuba suben y bajan por el relieve ondulado sobre el que se asienta, caracterizan el paisaje urbano de la localidad, fundada en 1515, y hoy la segunda mayor del país, y la más caribeña de las urbes cubanas. Numerosos atractivos poseen la ciudad y sus cercanías, entre ellos el Parque Nacional Turquino, con imponente serranía y bellas playas, el Parque Baconao, Reserva Mundial de la Biosfera, y el santuario de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba.